COLABORACIONES Lifestyle

Pompeya

14 julio, 2015
pompeya-villa-fauno

Hay ciertos lugares en el mundo que están llenos de magia, lugares que nos conectan con nuestros antepasados de hace varios miles de años. Uno de esos lugares es Pompeya, en pleno golfo de Nápoles. La ciudad romana que el tiempo (y la ceniza y depósitos volcánicos) nos ha legado casi intacta.

pompeya-vesubio

pompeya-villa-poeta-tragico

La madrugada del 24 de agosto de nuestra era, Pompeya era sepultada para siempre bajo la tierra por la fuerza del Vesubio, el volcán que domina el golfo de Nápoles. Pompeya, junto con la vecina Herculano, eran el destino vacacional preferido para la alta aristocracia romana, que huía hacia la costa para escapar de la canícula que convertía la ciudad eterna en un infierno con olor a descomposición. Como tal, Pompeya era una ciudad fastuosa, con amplias avenidas, fotos de mármol, templos, tabernas y las lujosas villas de los nobles.  Y eso que Pompeya no estaba en su máximo esplendor, ya que aun se estaba recuperando del brutal terremoto del año 62 que dañó buena parte de su infraestructura.

Pompeya es perfecta para estudiar la vida romana del impero casi sin alteraciones, ya que hasta el siglo XIX no empezaron las excavaciones que sacarían la ciudad a la luz. Hasta los grafitis en la puerta de las tabernas se han preservado (y también en los lupanares que quieren decir literalmente “el aullido de las lobas”). Villas como la del Fauno, la de los Vetti o la increíble Villa de los Misterios, han conservado su estructura, sus maravillosos frescos, mobiliario y hasta sus “ocupantes”. Y es que durante las excavaciones se rellenaban con yeso los huecos dejados por los cuerpos enterrados en la ceniza del volcán, pudiendo apreciar hasta los pliegues de las túnicas de los infortunados. De las villas de Pompeya son el retrato de los jóvenes esposos y el mosaico de Alejandro Magno en la batalla de Issas que hemos visto hasta la saciedad en todos los libros de texto.

pompeya-villa-misterios

pompeya-jovenes-esposos

batalla-de-issos-relieve-procedente-de-pompeya

En mes y medio me voy a Milán y a Venecia, y no os digo yo que no me dé la vena y compré otro vuelo de EasyJet a Nápoles para poder pasear por las villas donde escribir el poeta Plinio.

Abrazo,

Antonio

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies