decoracion

Casa nueva; el antes

2 febrero, 2015
casanueva1

Sí, no paráis de decírmelo todo el rato, otra mudanza. Pero prometo que esta vez es la definitiva, al menos durante unos años. Esta mudanza ha sido una casualidad, porque no estaba programada hasta dentro de unos meses. Llevábamos un par de meses acumulando muebles, cuadros, alfombras; comprando para amueblar una casa que aun no habíamos encontrado. Y fue en una de estas, yendo a buscar la que se va a convertir en mi cama, cuando dimos con la casa nueva. Compré una cama grande de madera de roble tallada, con patas torneadas, labrados… El único problema era que había que ir a buscarla. Y como no tengo conciencia de lo que pesan las cosas, pues la fui a buscar a pie para almacenarla en la oficina. Y pasando por General Arrando, me fijé en un cartel de “Se Alquila”. El edificio no era el más bonito de la calle (ni tampoco el más feo), ni el cartel era especialmente llamativo; pero fue una de “tengo que llamar a este”.  Casi ni venimos a verlo de lo mal que nos lo pintó la casera. Pero vinimos.

casanueva2

Y sí, cuando la vimos la casa era horrible. Y cualquier otra persona no la habría alquilado. Pero me enamoré de la luz. Y de los techos altos, y de los balcones, las vistas, el suelo centenario de láminas de pino. Y como estamos como una p___ cabra, decidimos alquilarlo, liarnos la manta a la cabeza y arreglarlo nosotros mismos.

El edificio es de la primera década del siglo XX y la casa conserva las puertas y ventanas originales (hasta los cristales emplomados en alguna de ellas), suelo de pino melis en salón, entrada y uno de los dormitorios, baldosas hidráulicas en otro y parqué italiano en otro. Sí, es una locura de suelos, pero y lo bien que nos vienen para Instagram. Se divide en un recibidor amplio, salón y un dormitorio exterior; dos dormitorios interiores (pero que tienen una luz preciosa), baño, aseo, cocina y cuarto del servicio-despensa.

casanueva3

Las fotos que os enseño hoy son del mismo día que firmamos el contrato hace dos semanas. Incontables botes de pintura, mucho aguaplás y cien tacos menos en las paredes, rollos de papel pintado, molduras (y hasta una chimenea labrada), encerados e infinidad de heridas después, la casa tiene otro aspecto totalmente distinto. Y os diré que está quedando preciosa.

casanueva4

A mi dormitorio le queda poco para estar terminado; ya tengo las lámparas de cristal de roca y bronce, la cama, las molduras. Seguramente os lo enseñe a lo largo de esta semana. Y durante todo el mes de febrero iré enseñando cada habitación y contando dónde he encontrado cada tesoro y cómo he hecho la reforma ¡Espero que os sea útil!

Abrazo,

Antonio

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Mi casa, el comedor 27 febrero, 2015 at 4:49 pm

    […] un par de semanas os mostraba lo cochambrosa que estaba mi casa nueva hace mes y medio cuando la alquilamos, y hoy, por fin, puedo empezar a enseñaos un poco como está […]

  • Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies